Hacker que reportó una vulnerabilidad a una Telco de Hungría, arriesga 8 años de prisión.



El año pasado la policía de Hungría arrestó a un hacker de 20 años de edad por encontrar y explotar una seria vulnerabilidad en la empresa Magyar Telekom, la cual es una empresa de telecomunicaciones del país Hungaro y por tal motivo arriesga 8 años de Prisión.

Según los medios locales húngaros, el hacker descubrió por primera vez una grave vulnerabilidad en los sistemas Magyar Telekom en abril de 2018 y lo informó a los funcionarios de la empresa, quienes más tarde lo invitaron a una reunión.

Según se informa en el sitio de noticia, este hacker informó a los funcionarios de la empresa de telecomunicaciones sobre este descubrimiento y ellos lo invitaron a una reunión en la cuidad Budapest. Este al llegar a la reunión se le informó que ya no podía seguir realizando pruebas o análisis sobre la red. El hacker hizo caso omiso a la petición de la telco y siguió analizando sus redes.

Dentro de estos análisis, descubrió nuevas vulnerabilidades en la red que son de carácter grave, ya que una de estas permitiría a un atacante poder acceder a todo el tráfico de datos de móviles, y monitorear los servicios de la empresa. Cuando la empresa se dio cuenta de este nueva intrusión no autorizada, realizó la denuncia respectiva a la policía, la cual dio con este mismo hacker y su posterior arresto.

El hacker actualmente esta en aprietos, ya que la fiscalía solicito una pena efectiva de 8 años de prisión, mientras que la Unión de Libertades Civiles de Hungría, una organización de la defensa de los derechos humanos sin fines de lucro, estaría defendiendo al Hacker ya que estos informan que la acusación es inexacta.

Sin embargo, la Oficina del Fiscal dijo que "cualquiera que lea el documento del fiscal puede asegurarse de que la acusación contiene toda la información", argumentando que el acusado cruzó una línea y debido al peligro que sus acciones pueden haber planteado a la sociedad, debe enfrentar las consecuencias legales.

La Oficina del Fiscal también le ofreció al hombre un acuerdo de culpabilidad, que decía que si admitía su culpabilidad, se le daría una sentencia suspendida de 2 años, y si no, tendría que cumplir cinco años de cárcel.

Después de que rechazó el acuerdo de culpabilidad, el hacker ahora ha sido acusado de un delito mejorado en la acusación, es decir, interrumpir el funcionamiento de una "utilidad pública", que pronto podría terminar tras las rejas por hasta 8 años, si se demuestra que es culpable.