Malware de Android, se hace pasar por versiones legitimas de Facebook o Chrome



Una nueva ola de ataques está utilizando DNS Spoofing o métodos de envenenamiento, para poder distribuir Spyware y Banking troyan. Una de las últimas detecciones bajo este tipo de ataques fue por la empresa de seguridad Kaspersky, en la cual se secuestraron routers de hogar para poder robar información financiera de las victimas. Particularmente un ataque muy similar a este.

DNS Spoofing o DNS envenenado, es una técnica en la cual se explotan ciertas vulnerabilidades del servicio de DNS, para hacer que las consultas que se le realicen al servidor, tengan respuestas maliciosas y en vez de dirigir al usuario al sitio legitimo, estas se redirijan a servidores falsificados que han sido levantados por los mismos atacantes, cosa de que el usuario no tenga dudas de que el sitio es falso, y entreguen los datos sin dudar en la procedencia del sitio.

Las aplicaciones maliciosas son iguales a las originales, pero estas distribuyen notificaciones push falsas en el dispositivo de la victima.


De acuerdo al análisis realizado por TrendMicro, "Esta nueva ola de ataques de red son desde comienzos de marzo, el cual por ahora tiene objetivos claros en Japón, Korea, China, Taiwan y Hong Kong.

Posterior a la instalación de estas aplicaciones falsas en los terminales de las victimas, estas roban información personal del usuario como datos financieros, y ademas empiezan a instalar aplicaciones adicionales en el dispositivo, por tanto para poder realizar todas actividades posteriores a la instalación, estas ganan persistencia dentro del dispositivo.

Como funciona???


Los atacantes al igual que el ataque detectado por Kaspersky comprometen el router de la victima, y redirigen el tráfico a sitios fraudulentos y así descargar el Xloader(Puede ser Fcbk o Chrome)


El sitio fraudulento que apoya a los atacantes para que estos descarguen las aplicaciones están traducidos al Koreano, Japones, Chino o Ingles, dependiendo del idioma de la victima. La aplicación termina adicionalmente, colectando detalles de los SMS, haciendo llamadas telefónicas, información personal y datos bancarios de la victima.