Hackean Nintendo Switch!, la cual permite instalar aplicaciones de Terceros



Dos equipos de investigación en seguridad, han publicado las pruebas de conceptos mas los exploit, de una vulnerabilidad que aún no ha sido parcheada en la linea de procesadores Tegra de Nvidia, la cual está disponible en todas las consolas de Nintendo Switch.

Los exploit llamados, Fusée Gelée y ShofEL2, permiten poder explotar una vulnerabilidad en el sistema de arranque de la consola, permitiendo al atacante lograr instalar Linux, Juegos no oficiales, firmware modificados, o cualquier otro código no autorizado por Nintendo.

Tegra X1, también conocido como Tegra210, posee un error que permite tomar control de manera temprana del equipo, logrando evadir los chequeos de firmas de Nintendo. Este error se puede explotar cuando el equipo entra en Modo RCM. El modo RCM, permite la recuperación de la consola mediante USB, y así volver a cargar nuevamente el Sistema Operativo del equipo cuando este posea problemas, o poder "desbrikear" el equipo. Normalmente cuando la consola está en Modo RCM, solo permite cargar imágenes de sistemas operativos que estén firmadas por Nintendo, pero gracias a este error, se puede ejecutar código de modo arbitrario.



Fusée Gelée, lanzada por Temkin, permite a los propietarios de dispositivos solo mostrar los datos del dispositivo en la pantalla, mientras que ella prometió lanzar más guías y detalles técnicos completos sobre la explotación de Fusée Gelée el 15 de junio de 2018, a menos que alguien más los hiciera públicos.

También está trabajando en el firmware personalizado de Nintendo Switch llamado Atmosphère, que se puede instalar a través de Fusée Gelée.

La falla no puede ser reparada


Como este error está en la ROM de arranque, no se puede reparar sin una revisión de hardware, lo que significa que todas las unidades Switch que existen en la actualidad son vulnerables, para siempre.

Nintendo solo puede aplicar parches a los errores de la ROM de arranque durante el proceso de fabricación. Dado que la vulnerabilidad se produce muy temprano en el proceso de arranque, esta permite la extracción de todos los datos privados del dispositivo, incluida la propia ROM de arranque y todas las claves criptográficas. También se puede utilizar esta vulnerabilidad para sacar del estado Brick, cualquier dispositivo Tegra, siempre y cuando que no haya sufrido daños en el hardware o haya tenido fallas irreversibles (por ejemplo, fusibles fundidos).

Dado que este es un error de tiempo de arranque que no requiere tocar el almacenamiento eMMC integrado, y su uso es completamente indetectable para el software existente. Puede reiniciar Linux de forma dual (a través del exploit USB) y Switch OS (mediante el arranque normal) con total impunidad, siempre que no intente realizar cambios en la memoria interna (por ejemplo, puede almacenar el sistema de archivos Linux). en una segunda partición de tarjeta SD u otra tarjeta SD).