DDOS Pulse Wave. Mayor pesadilla que un DDOS tradicional.

Los ataques de onda de pulso, son un nuevo tipo de Ataques de Denegación de servicio distribuido que le dio bastante trabajo a equipamiento especializados en DDOS para poderlos mitigar.

El problema de los ataques de DDOS PW, es que manejan un patron completamente diferente a un DDOS tradicional. La empresa imperva, especialista en este tipo de ataques nos muestra lo siguiente en relación a los ataques tradicionales.


Si revisamos los gráficos los ataques por lo general son constantes, en cantidad de tráfico saturando los servicios atacados. Si revisamos un ataque de Pulso tenemos lo siguiente:



el ataque se detecta como ondas de pulso en el destino, logrando dar ataques de 350 GB de datos. Estos ataques son de corta duración muchas veces de no mas de 10 minutos por evento con lo tiempo total de varios dias.

Al golpear repetidamente este punto débil con una fuerza grande e inmediata, los ataques de ondas de pulso envían a todo el sistema al caos, manteniendo persistentemente el compromiso de un buen proceso de limpieza de tráfico.

Para la organización industrial, cada una de esas instancias se interpreta conjuntamente en decenas de miles de dólares en daños directos e indirectos.